El café en el Arte

Pliego de descargo

El Club Café Olé es un blog recopilatorio de todo aquello que de bueno sobre el café se encuentra en la red, y en el que también tienen cabida artículos de elaboración propia. Desde el comienzo quedó clara esa cualidad compilatoria y por eso descuidamos precisar las autorías o la procedencia de los post recogidos en otras páginas. Dado que este Club no tiene ánimo de lucro, ni nos mueve afán de adjudicarnos méritos que no nos corresponden, pedimos disculpas por cada vez que hemos incurrido en el descuido y prometemos enmendarnos a partir de ahora, citando siempre fuente o procedencia de todo aquello cuya autoría nos sea ajena.

lunes, 31 de diciembre de 2007

sábado, 22 de diciembre de 2007

domingo, 9 de diciembre de 2007

Arroz de café

Arroz de Café y Leche

Ingredientes:

  • 125 grs. de Arroz
  • 2 l. de Leche descremada
  • 1/2 taza de Café
  • Edulcorante a gusto
Preparación:
Poner la leche en una cacerola al fuego junto al edulcorante y cocinar unos minutos.
Lavar el arroz bajo el chorro de agua fría, escurrir con un colador y agregar a la leche previamente calentada. Cocinar a fuego bajo, removiendo frecuentemente.
Cuando el arroz esté casi en su punto, incorporar el café concentrado. Mezclar bien y terminar la cocción. Retirar del fuego, verter en un recipiente.

Receta extraída de Arecetas.com


sábado, 1 de diciembre de 2007

¡Anda, si soy yo!



Mi retrato, hecho por Srita. Winderberlg.

Si es que soy yo misma, oye, con el café todo el día en la cabeza, XD

miércoles, 28 de noviembre de 2007

Café con amigos


Sábado, 24 de noviembre: café con amigos en El Desván de Budi, el Ginger para mí y otro muchos. ¡Qué bien sabe ese café compartido! Gracias, chicos, por vuestra visita y vuestra gratísima compañía.

sábado, 24 de noviembre de 2007

ÉL , ÉL, ÉEEEEL

Si es que así no me digáis que no dan ganas de tomar café.... ¡¡¡¡AAAAAYYYYYYYYYYY!!!!
Este post es cortesía de Mónica, el alma de este Club. Gracias, Moni. Besos.

sábado, 10 de noviembre de 2007

jueves, 1 de noviembre de 2007

Declaración de principios


¡Oh, sí! Necesito ya mi dosis matinal de cafeína, para empezar a ser persona.

domingo, 21 de octubre de 2007

Beakingfast




B e a k i n g f a s t:

La placidez del primer café de la mañana, reflejada en esta fotografía de

Cyªn

viernes, 12 de octubre de 2007

Bizcochos de nuez al café





Ingredientes:

1/2 taza de mantequilla ablandada
1/2 taza de azúcar
1/4 taza de azúcar marrón oscura empacada
1 huevo
1 1/4 cucharaditas de vainilla
1 1/2 tazas de harina
1/4 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio
6 cucharaditas de almíbar de café divididas (ver receta de almibar de café)
3/4 de nueces semi molidas
1 1/2 tazas de azúcar impalpable
2 cucharadas de leche

Elaboración:

1. En un bol grande mezclar la manteca y los dos azúcares hasta lograr una mezcla liviana y espumosa. Agregar el huevo y batir con una cucharadita de vainilla hasta que se aclare.

2. Espolvorear harina, sal y bicarbonato de sodio. Agregar a la mezcla anterior. Con una batidora a baja velocidad mezclar alternando con 4 cucharadas de almíbar de café hasta lograr una mezcla homogénea. Agregar las nueces.

3. Verter cucharadas de la mezcla en bandejas de hornear engrasadas, separadas 2 pulgadas unas de otras. Hornearlas en un horno precalentado a 375 ºF durante 10-12 minutos hasta que estas adquieran un tono marrón claro. Enfriar en estantes metálicos.

4. En un bol pequeño, combinar el azúcar impalpable con una cucharadita de vainilla, dos cucharaditas de almíbar de café y la leche hasta lograr una consistencia de cobertura espesa. Untar la cobertura sobre los bizcochos enfriados.

Receta extraída de ARECETAS.COM
Enlace directo: la imagen.

domingo, 7 de octubre de 2007

jueves, 27 de septiembre de 2007

Café amargo


En alguna ocasión ya os he contado que todas las mañanas, antes de entrar a trabajar, suelo tomar café en una cafetería que hay justo al lado de la oficina. Creo haberos dicho también que la costumbre de tomarlo allí no obedece, precisamente, a la calidad del café, que parece que, en vez de Alejandro, lo hace José Coronado echándole todos los bifidus activos y las L. cassei inmunitas que pilla.

Pero resulta que hay veces en las que el café es todavía muchísimo peor, y no precisamente por culpa de Alejandro, de Juan Valdés ni de las vacas del valle de los Pedroches. Veces en las que el sorbo se te queda en la boca y no eres capaz de tragarlo y lo único que harías a gusto sería espurrearlo sobre una corbata de seda y una camisa tan impoluta que de ser lienzo sería ofensiva, tan ofensiva casi como la boca inmunda que acaba de hacer gala de un clasismo disfrazado de xenofobia, tan ofensiva como la mezquina mente que concibe esas ideas y que no se compunge precisamente al expresarlas, seguros de que sentarán cátedra, gustosos de oírse a sí mismos y pendientes del efecto que causan sus palabras en lo que ellos piensan público devoto.

Entonces tú tragas el café, dispuesta a que sea lo único que tragues, das un golpecito en la base del obelisco en el que se ha encaramado el sujeto, construido con su propio ego mezclado con engreído convencimiento y abominable juicio. Entonces la máquina se desmorona, y ves que está hecha simplemente de barro. De sucio y vil barro.

© Ampharou 2007

Este relato lo podéis encontrar en el blog AMPHAROU


lunes, 24 de septiembre de 2007

El primer café



Oigo el estimulante gorgoteo del líquido bullendo en la cafetera, subiendo desde el depósito inferior hasta casi rebosar. La retiro del fuego y aspiro ese aroma vivificante y único que despierta mis sentidos aún algo embotados por el sueño de una noche que casi ahora vio su fin. Cae el líquido oscuro y caliente en el pote como del caño de una fuente de manantial vitalizador y saludable. Le añado leche y el color va aclarándose mientras remuevo el café con la cucharilla, hasta adquirir un tono ligeramente más suave. Ya está listo para saborearlo. Nada de azúcar, un buen café manchado y casi amargo, para empezar a vivir otro día. Mientras tomo el café, sin prisas, veo a través de la ventana cómo el sol va elevándose despacio allá, en la línea de un horizonte casi oculto por árboles y casas de fachadas blancas. Está naciendo la mañana y yo renazco a este nuevo día gracias al sabor fuerte y tonificador de la infusión. Aspiro su aroma delicioso, todos mis sentidos se recrean en cada sorbo. Prolongo este primer momento del día, bebo despacio, deleitándome con el sabor y el olor de este manjar líquido y exquisito. El silencio envuelve este rito solitario y placentero. ¡Qué calma! ¿Cuánto durará? Lo que dure el silencio, lo que dure el placer de este primer y solitario café de la mañana.


© Raquel Méndez Primo 2007

jueves, 20 de septiembre de 2007

TOMEMOS CAFÉ


Un poema de la autora mexicana Lina Zerón

TOMEMOS CAFÉ

Ah.
Y ahora dices que me amas,
ahora que como tela de araña
de la cara el pellejo te cuelga,
que el magnífico color de tus ojos
ahora lo enmarcan un par de cadavéricas cuencas
y tu vanidad de macho viste de luto.

Ah,
ahora me amas como el primer día,
hoy que dejaste de ser el más codiciado,
la nota principal en todos los diarios,
hoy que famélica se encuentra tu billetera
y se agotó la cosecha de rubias y trigueñas.

Bien,
te agradezco decir que soy todo en tu vida
- todo lo que te queda -.
Tus días dejaste bordados en decenas de almohadas
y los billetes verdes, los grandes,
repartidos en muchas bocas color ambición.

Pero ven, tomemos una taza de café,
noto cuánta falta te hace.
Hoy tienes mal semblante,
hueles a abandono,
a gripe ¿o será a viejo?

Pero pasa,
ahora la sala principal es la cocina,
mi refugio preferido en tantas noches de espera
las otras habitaciones ya tienen polilla
y han olvidado sonreír las puertas.

Acércate,
toma asiento en la que siempre fue tu silla
aún sin sentir el peso de tu cuerpo.
Alégrate, hoy tenemos visitas,
llegaron aquellos niños que no sabes ni cuándo
dejaron de serlo;
una trae consigo al primer nieto
el otro, como tú, es un gran ejecutivo
al que casi nunca veo.

Pero ven, acércate...
aprovecha este día y diles cuánto los quieres
tanto como me quieres hoy a mí.

De "Nostalgia de Vida" 2005
Ed. Unión y UNEAC, La Habana

lunes, 10 de septiembre de 2007

Bizcochuelo esponjoso de café con especias


INGREDIENTES
4 cucharadas de 100% Café de Colombia
3/4 taza de leche
1 taza de harina
1 cucharadita de polvo de hornear
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de canela
1/2 cucharadita de nuez moscada
1/4 cucharadita de clavo de olor
3 huevos
1 taza de azúcar
1 cucharadita de vainilla
1/4 taza de mantequilla derretida tibia (glaceado de café y mantequilla, receta a continuación)


Así se hace:

1. Combinar café y leche en una cacerola, calentar hasta que hierva. Cocer a fuego lento durante 10 minutos. Colar a través de varias capas de queso cremoso en una taza métrica. Deberá quedear 1/2 taza de leche con sabor de café. mantener la leche caliente sobre fuego lento.

2. Espolvorear harina, polvo de hornear, sal canela, nuez moscada, clavos de olor. Reservar.

3. En un bol grande, batir los huevos durante aproximadamente 2 minutos a gran velocidad hasta que se espesen. Lentamente agregar azúcar y batir durante 4-5 minutos hasta que la mezcla se torne bien clara.

4. Con una batidora, a baja velocidad, combinar con la leche con sabor de café hasta que apenas se mezcle. Batir la vainilla. Con una batidora a baja velocidad o a mano, revolver la mezcla de harina hasta que se mezcle apenas. No batir o mezclar demasiado.

5. Cuidadosamente mezclar la mantequilla derretida.

6. Verter en dos moldes para torta redondos, de 8 pulgadas, previamente engrasados y enharinados. Hornear en horno precalentado a 350ºF durante 20-25 minutos hasta que el tester insertado en el centro de la torta salga limpio. Dejar enfriar por 10 minutos, luego transferir al estante para enfriar completamente.


Glaceado de Café y Mantequilla.
1/2 taza de 100% Café de Colombia concentrada caliente (1 taza de café con 8 onzas de agua fría)
1/3 taza de azúcar
1 pellizco de sal
3 yemas de huevo
1 taza de mantequilla ablandada
1 cucharadita de vainilla

Combinar café, azúcar, sal y yemas de huevo en un bol, batir sobre agua a fuego lento hasta que se espese. Batir a máquina hasta que se enfríe. Agregar la mantequilla batiendo constantemente, de a 1 cucharada, luego agregar la vainilla y mezclar hasta que sea suficientemente espeso para untar.

Receta cortesía de ARECETAS.COM

miércoles, 5 de septiembre de 2007

Salón Internacional del Café

En Milán, del 19 al 23 de Octubre, tendrá lugar este evento:


SIC

Dentro del Salone Internazionale dell'Ospitalità Professionale


Para mayor información, pinchad en las imágenes.


Noticia extraída de Mundo del café

domingo, 2 de septiembre de 2007

Un café, por favor

Chico Gris, mi propio y servidora retratados por la de siempre, mi hija Ana, en El Desván.
Juro y perjuro que él es más guapo que el monstruito de ODIO

A ver cómo lo cuento con tantas limitaciones... ejem. Pues empiezo por el principio, que es lo más normal si quiero que me entendáis. El miércoles tuve una visita muy grata. Chico Gris y yo teníamos pendiente un café desde hacía ya algún tiempo; hablábamos (bueno, hablaba yo, porque él hablar lo que se dice hablar, habla poco) , hablábamos, decía, de tomar un café y charlar en persona, cara a cara, después de un año de tratarnos vía messenger y a través de nuestros respectivos blogs.
Reconozco que antes de la visita de Duna y Mari Carmen, o Mari Carmen y Duna, que lo mismo da que da lo mismo, me ponía bastante nerviosa la posibilidad de estos encuentros, pero la experiencia fue tan buena, que esos nervios se han esfumado y la perspectiva de recibir a amigos por primera vez me parece una maravilla.
Al grano, que me enrollo con divagaciones. Decía que por fin el miércoles pudimos tomar ese café porque Chico Gris se tomó la molestia de hacer casi dos horas de camino para poder compartirlo.
Y aquí me atasco porque no estoy autorizada a decir lo encantador que es, y no quiere que cuelgue fotos, y si no puedo mostraros el documento gráfico y no puedo decir lo bien que me sentí compartiendo esas horas con una persona encantadora (y más callada que un muerto, eso también, pero como ya hablo yo por dos, pa qué...) a la que aprecio mucho, pues me diréis que para qué puñetas voy a seguir...

jueves, 23 de agosto de 2007

Café Regil

Esta pequeña joya publicitaria tiene la solera del tiempo, la pátina de la nostalgia. La encontré en Ecos y Murmullos

¡Tome Café Regil, en junio como en abril!"¿Quién ha visto una sola casa criolla donde no se sirva el cubanísimo Café Regil? ¿A quién no le gusta que, al llegar a la casa de un vecino o de un compatriota, se le ofrezca el humeante, aromático, dignísimo Café Regil?

¡Café Regil!.... ¡lo mismo en junio que en abril! Acérque los labios a la tacita humeante de tres centavos, y deje que el aroma le muerda los labios hasta hacerlos sangrar de placer...

¿Ves ese rostro que invita al goce? ¡No!, ¡no es el de la mujer, sino el del Café Regil!

El Café Regil es el mejor porque es el único que ha hecho del paraíso un infierno. Si quieres salvarte, ¡Café Regil!..... Si quieres condenarte, ¡Café Regil!

Prueba el café cubano, y ¡luego querrás el habano!... "

viernes, 17 de agosto de 2007

Sellando una amistad

Después de casi un año de espera, llegó el momento de poder compartir un café. Momentos de felicidad que deseo se repitan. Mónica, amiga, espero que también llegue el momento de poder compartirlo contigo.

Mari Carmen, Duna y servidora en la terraza del Café-Teatro. La fotógrafa, mi hija Ana.


Café con hielo para Duna. Café con leche para mí. Mari Carmen prescindió del café.

viernes, 10 de agosto de 2007

El hombre del Oeste


John Wayne se tranquiliza con un café calentito

miércoles, 1 de agosto de 2007

Mis mugs


En ellos me gusta tomar mis cafés.

miércoles, 18 de julio de 2007

AROMAS DE DAKAR


Aromas de Dakar es una cafetería que está en el Centro Comercial de Tres Aguas, en Alcorcón. Allí nos podemos deleitar con gran variedad de cafés.

Su especialidad es el espresso, un café fuerte que, si lo tomas con leche su crema se queda en tus labios y su sabor en tu paladar.

Nunca te sientes solo alló, porque Conchi, su propietaria, siempre tiene una sonrisa para sus clientes y conversación.

NOTA:

Texto de Milindris;

Imagen de Raquel.

miércoles, 11 de julio de 2007

El café rwandés: De lo ordinario a lo extraordinario


Este año, el café rwandés se incluye en Starbucks. En la creación de una marca de café de calidad premium, a partir de un producto de consumo masivo y bajo rendimiento, participaron organismos de ayuda y empresas privadas.

Para saber cómo se transformó el café rwandés ordinario en una elección de gourmet, nos dirigimos a Schluter S.A. empresa de “cafetaleros africanos” que está en el negocio desde 1858. Philip Schluter, que forma parte de la sexta generación al frente de la empresa familiar con sede en Suiza, explicó el proceso a Forum de Comercio.

Tradicionalmente, el café rwandés se cultiva en pequeñas chacras. Hasta hace poco, los minifundistas escogían los frutos maduros (los granos de café en bruto) y usaban un molinillo manual para pelarlos o, en el peor de los casos, piedras. Después secaban la pulpa, que fermentaba en un pequeño recipiente con agua y se secaba al sol. Un minifundista lo dejaba fermentar 18 horas y otro 48, unos usaban agua sucia y otros limpia, según dónde estuvieran, por lo cual, la calidad del café variaba mucho. Lo enviaban en cantidades muy pequeñas de “pergamino” (granos todavía recubiertos por una capa denominada pergamino) a una estación central de compra, donde se distribuía en lotes comercializados, se descascarillaba en la fábrica y se exportaba.

El café obtenido, debido a las diferencias en la calidad del agua, el tiempo de fermentación, etc., era de calidad industrial. Se exportaba, fundamentalmente a grandes tostadores industriales, como Rwanda Ordinario y Rwanda Standard, lo que probablemente no sea un buen ejemplo de denominación. Esta era la situación de todo el café rwandés hasta 2000.

(El resto en ....Forum de Comercio Internacional)



miércoles, 4 de julio de 2007

La hora del café

NEW: Too Much Coffee Clock

Wristwear: Luv 4 Coffee (Limited Edition)

Relojes artístico realizado por Sonya Paz, polifacética pintora sobre la que podéis saber más pinchando en la imagen. Próximos post sobre ella en el Club y en Cajón Desastre

sábado, 23 de junio de 2007

Un buen blog



Lo último sobre el café: la actualidad cafetera en un blog dependiente de Mundo del café, la web.
Recomendables.

sábado, 9 de junio de 2007

Café y amistad


Café con mensaje, regalo de una amiga el día de mi cumpleaños. Es mi taza para el café de la merienda, :)

domingo, 3 de junio de 2007

Café aterciopelado

Ingredientes:
10 Clavos de olor
2 ramas de canela, partidas al medio
3/4 taza de 100% Café de Colombia
4 1/2 tazas de agua fría
1/2 taza de crema batida
Canela molida, para espolvorear

Elaboración:

1. Ponga los clavos, palillos de canela y el café en el filtro de la cafetera automática. Agregar el azúcar de acuerdo a la cafetera.
2. Prepare el café utilizando 4 1/2 tazas de agua.
3. Sírvalo frío o caliente sobre hielo, en tazas altas o comunes. Cúbralo con crema batida y canela molida

Receta e imagen en Café de Colombia

sábado, 26 de mayo de 2007

Muy poco necesito para vivir dichoso

Este poema pertenece al libro Anteo, de Miguel Florián, galardonado con el áccesit al XIV Premio Hispanoamericano de Poesía Juan Ramón Jiménez.

domingo, 20 de mayo de 2007

Arte y más arte... y Café

Un regalito para todos los parroquianos de este Club. Arte, buena música y café. Va por vosotros, con mucho cariño.

domingo, 13 de mayo de 2007

Daily Double


Así se llama esta fotografía de Audrey Heller, cuyo peculiar estilo consiste en contraponer personas cuyo tamaño reduce a la mínima expresión a objetos que cobran una dimensión nueva e incrementada. Estas metafóricas composiciones son muy sugerentes por cuanto siempre queda de relieve, no el objeto en sí, sino el acto, situación o sentimiento al que va ligado.
En este caso, el café de la mañana, y la lectura del periódico.
Con o sin prensa, tomemos un café en esta mañana.
Más sobre Heller en su página.

viernes, 4 de mayo de 2007

Café jijona


Ingredientes:
  • Café molido en polvo
  • Azúcar
  • Brany
  • Ingredientes de las recetas necesarias

Elaboración y servicio:
En un cacillo se coloca la dosis de café y se ajusta a la cafetera. Se acciona el interruptor y se vierte el café en una tetera metálica que deberá estar caliente, llenando aproximadamente hasta arriba de su capacidad. Acto seguido se pone en una copa de agua o una copa de helado tres bolas de helado de turrón. Añadimos encima del helado la tetera de café, la colocamos sobre un platillo grande, la cucharilla mezcladora también a la derecha y el estuchado de azúcar a la izquierda. Sobre el café y el helado vertemos un chorro de brandy o cognac con cuidado.
Como decoración se puede presentar sobre una blonda y además con una pasta o un dulce sobre la cucharilla.

Receta extraída de Gastronomía Vasca

jueves, 3 de mayo de 2007

La vida de los cafés madrileños durante el primer tercio del siglo XX

machado1c.jpg (26521 bytes)

Web optimizado para su visión a 800x600

Realizada por:

Antonio Bóveda León

Mar Gaisse Herrero

Montse Gómez García

Indice

I.- Introducción

II.- La vida bohemia

III.- Los Cafés en la Generación del ‘98

Mapa de los cafés madrileños

IV.- Los Cafés en la Generación del ‘14

V.- Los Cafés en la Generación del ’27; La República de las Letras

VI.- Revistas que nacen de la riqueza tertuliana

VII.- Bibliografía

I.- Introducción

En la Península Arábiga aparecieron los primeros lugares públicos que servían café, bebida con un origen legendario conocida como néctar o vino de los árabes. A comienzos del siglo XVII, Venecia introdujo los cafés en Europa que se extendieron por Italia, Austria y Francia.

En España la introducción del café considerándolo tanto como consumición como por establecimiento, estuvo unido a la mentalidad ilustrada del siglo XVIII. Junto a los Salones y los Clubes, los Cafés fueron medios de difusión de ideas ilustradas y científicas y lugares de sociabilidad que respondían a las nuevas costumbres y demandas de las altas clases sociales españolas.

El antecedente de los cafés españoles parece estar en los mentideros, remontándonos para ello al siglo XVII, pero el antecedente más claro es la botillería. A diferencia de ésta, el Café tuvo a comienzos del siglo XIX un carácter más permanente y no transitorio. A. Bonet los define como: "centros de reunión y discusión que acaban convirtiéndose en verdaderos Clubes con gran influencia en la opinión pública y en los Gobiernos".

A mediados del siglo XIX se produjeron varios cambios en los Cafés: se reconstruyeron los viejos y se construyeron nuevos Cafés por influencia de París, fueron el marco idóneo para la burguesía y se abrieron a las mujeres. Después en los años noventa del mismo siglo se dejó sentir la influencia del modernismo en las estructuras de los Cafés, predominando ahora la arquitectura de hierro y la uniformidad espacial.

En esta página nos acercamos a la época de mayor esplendor de los Cafés madrileños, fines del siglo XIX y primer tercio del siglo XX. Este esplendor vino dado por la aparición por estos Cafés de las figuras de la llamada Edad de Plata de la literatura española, la Generación de 1898 tal y como la definía el propio Azorín el 19 de Mayo de 1910 en el "ABC" definiéndola generación de 1896 y posteriormente en 1913 como del ‘98, que germinó en el Café de Madrid, sito en la Calle de Alcalá.

Las posteriores generaciones de 1914 con figuras como Ramón Gómez de la Serna o Juan Ramón Jiménez y las de 1927 o del ‘30 según algunos autores con Federico García Lorca, Dámaso Alonso contribuyeron a este resplandor de los Cafés madrileños que en nada tienen que envidiar a los de París, sirviendo de marco de referencia para los Cafés de provincia.

Muy, muy, pero que muy interesante. Para leerlo completo, id a la página fuente, sólo tenéis que pinchar AQUÍ

Cora Smith encarnada en Miss Turner


La malvada, la malísima Cora Smith, la más perversa de las malas de película, toma café al pie de la escalera del motel de carretera propiedad de su marido, con un atuendo que causó escándalo y calzada con unos topolino que marcaron época. La bellísima Lana Turner.

En buena compañía


"Habitación Para Dos" (Strange Bedfellows - 1965) Rock Hudson y Gina Lollobrigida, la Lollo, aprovechan un descanso del rodaje para saborear un buen café.

Información y foto extraídas de Cine y Estrellas

miércoles, 2 de mayo de 2007

¿La máquina del café, por favor?


Así es difícil no localizarla, ¿verdad? Imaginación, creatividad, sentido del humor... y café de máquina.

La fascinante historia del café

Grabado francés representando una alegoría de las tres bebidas exóticas: el café, que bebe un árabe; el té, que bebe un chino; y el chocolate, que lo bebe un indio.
Grabado francés representando una elagoría de las tres bebidas exóticas, el Café que bebe un árabeGr, el té que lo toma un chino y el chocolate que lo toma un indio.Grabado francés representando una elagoría de las tres bebidas exóticas, el Café que bebe un árabe, el té que lo toma un chino y el chocolate que lo toma un indio.
Vendedor ambulante de café en el París de finales del siglo XVII


Para vosotros, parroquianos de este Club, que amáis el café, una historia condensada en estas páginas impagables, donde podréis encontrar datos botánicos, procedencia, historia, curiosidades, ilustraciones...
Aquí, todo sobre La fascinante historia del café, por Jaime Ariansen Céspedes
y aquí, la continuación, por Carlos Azcoytia.

Os dejo dos de los grabados que podéis encontrar en estas páginas.

martes, 1 de mayo de 2007

Café cuatro colores


Ingredientes:
  • Azúcar
  • Café
  • Nata líquida
  • Whisky
  • Leche condensada
  • Café molido en polvo
Así se prepara:
Colocar un poco de leche condensada en el fondo del vaso. A continuación añadimos el whisky, con mucho cuidado y que previamente habremos quemado con el azúcar. Añadimos el café desde una tetera con la ayuda de una cucharilla para que no se mezcle, y encima de éste, y con la ayuda de una cucharilla, vertemos la nata semimontada. Para decorar espolvorearemos en la superficie un pizca de café molido en polvo.

Receta extraída de la página Gastronomía Vasca

lunes, 30 de abril de 2007

TARTA DE CREMA AL CAFÉ


Para seis personas

Ingredientes para la pasta:
  • 200 g de harina
  • 100 g de mantequilla
  • 4 yemas de huevo
  • 1 pizca de sal
Ingredientes para la crema:
  • 150 g de almendras molidas
  • 75 g de mantequilla
  • 3 huevos
  • 225 g de azúcar
  • 1 cucharadita de café soluble
  • 1 copita de kirsch
Preparación :
  • Preparar la pasta y, después de trabajarla, dejarla en reposo envuelta en una servilleta unos 20 minutos.
  • Estirar con un rodillo y forrar un molde de tarta pinchando el fondo con un tenedor.
  • Separar las yemas y batirlas con el azúcar, hasta obtener una mezcla homogénea y suave; añadir el café soluble, la mantequilla, las almendras y el kirsch, y seguir batiendo hasta conseguir una crema fina.
  • Incorporar las claras a punto de nieve y remover.
  • Rellenar el molde y cocer a horno suave durante 20 minutos.
  • Servir fría.
Receta extraída de Mundo del Café

domingo, 29 de abril de 2007

¡Con tal de vender...!

Extraña campaña publicitaria para promocionar determinada marca de café. Ya no saben qué inventar.

Nota

Hola, amigos.
He redireccionado el antiguo Club. Ya mismo me pongo a migrar las entradas a esta nueva dirección. Mientras puedo acabar el trabajo, los enlaces a ellas estarán inutilizados. Os pido un poquito de paciencia, me llevará algo de tiempo, pero lo haré, prometido. Besos con café.

Todos los artículos

Listado con todos los artículos publicados en el Club, desde su inauguración, clasificados por temas.